sábado, 25 de febrero de 2017

Magnífica actuación de Mª Emma en la Copa de España: 1ª en su categoría y 6ª en la general


Mª Emma logró el primer puesto en su categoría


La levantadora Mª Emma López Crespo consiguió el primer puesto en su categoría (69 kg) y fue sexta en la clasificación general de la XV Copa de España celebrada esta mañana en Madrid.
La de Cacabelos levantó 86, 88 y 90 kg en la modalidad de arrancada siendo válidos los tres intentos. En dos tiempos hizo dos intentos nulos -105 y 109- y un tercero de 106 válido que le permitió alcanzar un total olímpico de 196.
Para nuestra vecina Lidia Valentín no hubo sorpresas. Conquistó la copa con un total de 245 k.

viernes, 24 de febrero de 2017

El premio “Mejor miel de León” para Ana Belén Raimóndez



Ana Belén posaba feliz con el  diploma
La apicultora cacabelense Ana Belén Raimóndez Yebra ha conseguido el premio “Mejor miel de León” en la III edición del Concurso de Mieles ULE-Urzapa.  Un jurado popular y otro público han reconocido, entre las diez finalistas de las 58 presentadas, la superioridad de la miel que Ana Belén y Juan Carlos García obtienen en su explotación situada en Portela de Aguiar.
En el acto de entrega del premio celebrado en la Universidad de León Juan Carlos describió la ubicación de las colmenas en el entorno de la Sierra de la Encina de la Lastra y las características de la flora como fundamento de las características de la miel presentada a concurso.
Labejazul, la miel que comercializan esta pareja de jóvenes emprendedores,  se encuentra a la venta en muchas de las mejores tiendas-gourmet y tiendas especializadas. También se puede adquirir directamente en Cacabelos.

El deporte del fin de semana con un ojo en Cacabelos y otro en Madrid


Todo el deporte se concentra en la jornada del sábado. Por la mañana todos estaremos pendientes de la levantadora cacabelense Mª Emma López Crespo. Participará en la XV Copa de España de Halterofilia que se disputará durante la mañana en el pabellón exterior de C.S.D. de Madrid.

Más cerca, en el Municipal de Fútbol, se juegan dos partidos mañaneros -benjamines y alevines- y en el turno de la tarde serán lo infantiles los encargados de dar el espectáculo.


El accidente que conmovió a Cacabelos



El camión accidentado cerca de Sancedo


Hoy se cumplen 59 años de uno de los accidentes que conmovió de forma brutal a nuestro pueblo. Quiso la fatalidad –a la que se sumó alguna otra causa- que aquel 24 de febrero de 1958 un accidente de tráfico provocara la muerte de dos cacabelenses: Carlos Fernández Guerra y Andrés Martínez Alba. Carlos no había cumplido los sesenta años y Andrés apenas estaba a las puertas de los treinta con una hija de casi dos años.

Ambos, junto al chófer –Ángel el Portugués-, el mozo Lolo Combarro Marqués y varios mineros de Sancedo, regresaban desde Fabero hacia Cacabelos. En Fabero los mineros pidieron a don Carlos permiso para montar en su camión y así llegar antes a sus domicilios después de una jornada agotadora en la mina. Con el chófer montaron en la cabina el mismo don Carlos, el joven Andrés y  don Agapito, factor de Toral de los Vados. El resto, acompañados por Lolo, se subieron a la caja vacía ya de mercancías después haber hecho la última descarga en esa localidad minera.

 En esta foto acompañan a don Carlos sus hijos Mery y Antonio, su mujer y Nice. Fue la última vez que Antonio vio a su padre. Tenía 19 años cuando, estudiando en Alemania, recibió la noticia del accidente pero no logró llegar a tiempo para estar presente en el entierro.

Lolo –me lo ha contado varias veces- pronto se dio cuenta que la velocidad y la forma brusca de conducir no eran normales: Asomé un par de veces la cabeza por el lateral y vi que en alguna curva las ruedas de la derecha quedaban en el aire. Poco después nos salimos de la carretera. Los que iban conmigo atrás salimos despedidos y apenas nos pasó nada. Andrés estaba tirado y ya no se movía, estaba muerto. Don Carlos sentía muchos dolores, pero no quiso que lo llevásemos a Ponferrada, quiso que lo trajésemos a su casa, a Cacabelos. Y aquí murió.

Hoy ya casi no nos sorprenden las noticias de accidentes por ser desgraciadamente demasiado habituales. Pero en aquellos años un accidente de coche con muertos causaba horror y conmoción; más tratándose, como en este caso, de un empresario perteneciente a una conocida familia cacabelense y de un joven trabajador.

Don Carlos Fernández Guerra tenía la concesión del despacho de RENFE en Cacabelos, despacho al que llegaban las mercancías trasportadas por ferrocarril hasta Toral de los Vados y que él se encargaba de distribuir por la zona con un camión. De la misma forma que facturaba las que desde aquí partían para otros destinos nacionales por el mismo medio de transporte. Continuó esta labor su hijo Carlos El Gallo hasta que los nuevos tiempos trajeron otras formas y otros medios para realizar esta labor. El joven Andrés Martínez Alba estaba empezando su vida laboral con la ilusión de aprender a conducir y pronto poder manejar el camión. Pertenecía también a otra familia muy conocida, los Carrachas, de la que desde apenas hace dos meses ya falta también su hermano Tano. 
Recordatorio

 Esta es una de las fotos que la popular página creada por Gutis Couceiro en Facebook Cacabelos. Fotos Antiguas ha rescatado del olvido gracias a la colaboración de Ángel González Santos. Detrás del grupo de amigos aparece el cartel DESPACHO CENTRAL DE LA RENFE. Acupaba el lugar donde hoy está el Banco de Sabadell en la Plaza Mayor